Menu
RSS

José Ángel Hernández, director de la maestría de Historia de la Universidad Sergio Arboleda, hablando sobre Corea del Norte.

José Ángel Hernández, director de la maestría de Historia de la Universidad Sergio Arboleda, hablando sobre Corea del Norte.
José Ángel Hernández, director de la maestría de Historia de la Universidad Sergio Arboleda, hablando sobre Corea del Norte. - 5.0 out of 5 based on 6 votes

Hace noticia en La Hora de la Verdad, José Ángel Hernández, director de la maestría de Historia de la Universidad Sergio Arboleda y experto en historia Contemporánea, quien habló sobre Corea del Norte y la amenaza que representa para el mundo.

Ante esta situación, Hernández recordó el Paralelo 38, una línea imaginaria que divide a Corea del Norte y a Corea del Sur desde el fin de la Guerra de la Fría, y desde entonces las Coreas han estado enfrentadas. También recordó que el régimen norcoreano es una pseudo-monarquía socialista que gobierna el país desde hace tres generaciones.

Agregó que Corea del Norte mantiene un chantaje con occidente para poder alimentar a su pueblo, es decir, que sus enemigos como Estados Unidos, Reino Unido y hasta Japón le ayudan a suplir las necesidades que el Gobierno no puede suplir, como por ejemplo la comida. También explicó que políticamente el régimen norcoreano es apoyado por China.

Hernández también aseveró que Corea del Norte tiene una bomba atómica y nadie quiere “calentarle la oreja”, es decir, que nadie quiere provocarlo militarmente para que no lance su bomba. Agregó que algo similar sucede con Irán, país que también tiene arsenal nuclear.

En cuanto China, dijo que este país se ha convertido en una especie de mediador entre la ideología de Corea del Norte y el capitalismo de Estados Unidos, algo que se fusiona en China porque mezcla ambas cosas. Además el comercio exterior entre China y Corea del Norte es casi unilateral, éste último exporta carbón y algunas prendas de confección.

Dijo que Corea del Norte solo está blofeando al respecto de su arsenal nuclear y que no cree que realmente represente un peligro para el mundo. Afirmó que cuando se tiene un programa nuclear civil, el paso a un programa militar es mínimo.

Media

back to top